Modelo

El modelo que seguimos está basado en la premisa de «trabajamos en todas las sesiones con los porteros». Y añadiría «impactando lo menos posible las sesiones con el equipo completo». Así que vamos a ver cómo ponemos esto en práctica.

Trabajo en pista

Usamos los calentamientos en pista para hacer trabajo técnico y trabajo táctico. Cuando está el entrenador de porteros (yo), dedicamos 15 minutos y cuando no, 10 minutos. La diferencia en el trabajo es simplemente que añadimos un trabajo de recuperación de balón y pase largo.

Un primer ejercicio con lanzamientos totalmente guiados para trabajar técnica. Habitualmente combinamos dos zonas de lanzamiento.

      • Extremos – 6 metros
      • 6 metros – 9 metros
      • 9 metros – Extremos

Y un segundo ejercicio, sobre los objetivos tácticos que toquen. Igual que antes, dividimos en función de las zonas de lanzamiento. Un día extremos, otro día 6 metros y otro 9 metros.

Trabajo con el entrenador de porteros

Media hora a la semana hacemos un trabajo técnico guiado, con una carga mayor o menor de trabajo físico, guiada por el entrenador de porteros. Este año hemos decidido montar un tenderete de porterías «virtuales» con conos, sticks, steps, gomas y lo que se nos vaya ocurriendo.

El trabajo que hacemos se divide en:

      • Desplazamientos, con y sin resistencia
      • 9 metros normal
      • 9 metros en caída
      • Levantar pierna
      • Parar en proximidad, con y sin pierna
      • Extremos en bloque (salmonete)
      • Gestos especiales en proximidad

Siempre una primera ronda de 6 ejercicios (x2, arriba y abajo) y otra de 5 ejercicios. Trabajamos 40-45 segundos y descansamos 20-15 segundos. Hay que aprovechar el tiempo, que no estamos para derrocharlo.

Trabajo antes de la sesión

Antes de las sesiones les sugerimos un calentamiento añadido al del resto del equipo. En él nos centramos en las necesidades reales del portero, que difieren bastante de las del resto del equipo. Tener que poner una pierna en el larguero o separar los pies uno del otro más de 2 metros son un par de ejemplos.

Trabajo durante la sesión

¿Os habéis fijado que portería sólo hay una, pero porteros pueden hacer uno, dos, tres, cuatro …? Esto significa que, si hay 3 porteros y la sesión dura 1 hora, 40 minutos de la sesión cada portero está «a sus cosas». Nosotros hemos decidido dar una rutina de ejercicios, que cambiamos cada 2 meses. La rutina es distinta en función del día de la semana, para intentar ir de la mano del trabajo en pista (intentar es la palabra correcta).

      • Trabajo genérico de fuerza
      • Trabajo específico de fuerza
      • Trabajo técnico
      • Velocidad o coordinación

No sólo conseguimos que estén entretenidos. Les damos una serie de herramientas para mejorar, tanto fuerza como técnica.

Trabajo después de la sesión

Pues eso. Que cuando el resto del equipo ha terminado y se disponen a la tertulia, perdón, al estiramiento, nosotros seguimos trabajando. Cogemos una colchoneta y hacemos una rutina específica de trabajo en portería. Lo dicho, si tenemos que hacer un spagat, o estiramos o crujimos con un azulejo …

Trabajo en los partidos

¿Cómo? ¿En los partidos también? Pues sí. Hemos diseñado un trabajo específico para trabajar en los partidos. Básicamente, realizamos el calentamiento del que ya hemos hablado, un poco de trabajo en portería por parejas y una sesión estándar de trabajo técnico, táctico y recuperación de balón.