Disociación motriz

El concepto de disoación motriz está referido a la capacidad del portero para utilizar sus extremidades de manera independiente. La idea es que, aunque estemos levantando una pierna (teniendo la otra apoyada) consigamos corregir la situación y parar con los brazos, por ejemplo. No debemos quedarnos encasillados en los gestos estándar, sino que tenemos que ir más allá en nuestros intentos por detener el balón.