Colocación y orientación

Siempre debemos estar colocados entre el balón (o el hombro del jugador con balón)) y el centro de la portería, a la distancia adecuada. En lanzamientos en proximidad saldremos dos pasos para cubrir más portería. En lanzamientos desde los extremos saldremos un paso y en lanzamientos desde nueve metros, nos quedaremos atrás.

La orientación es un concepto técnico, pero unido a la colocación. Todo el cuerpo debe estar «apuntando» hacia el balón. Tanto nariz, como cadera y hombros. Los pies no deben apuntar al balón, dado que es una postura antinatural. Nos sirve con que el balón quede en el centro del ángulo que formamos con los pies.